Terminar el año con buena salud mental

He vuelto de vacaciones y han sido días de total locura. Estoy manteniendo firme mi promesa de seguir trabajando en mis proyectos personales. Quisiera mantener mi plan de comer saludable, y hacer ejercicio. Me pregunto un millón de veces en la cabeza que si estoy loca por querer intentar todo esto y además sentir que duermo poco por todo el tiempo en que trabajo. Les cuento como lo lograré…

El equilibrio de una vida laboral y personal se ha convertido en una obsesión. El secreto para lograr el equilibro entre trabajo-vida es aceptar el desequilibrio.

Estoy segura que haz sentido como te jalan de todos lados, aparece una y otra cosa, encima las cosas que deseas hacer para ti. Creemos que la solución quizás sea dormir menos, trabajar más y más fuerte. Lo que luego evidentemente notamos que no es la solución porque tu calidad de trabajo y tu noción del tiempo comienza a ser crisis porque estás muy agotada.

Nunca encontrarás el balance. Recuerda, en la vida no hay nada perfecto.

Ya que es posible que no consigas el pleno balance entre tu vida laboral y personal, escoge alguna de las cosas que más deseas hacer bien e invierte tu tiempo y energía en él. Esto podría ser dedicarle más tiempo a la familia. Lo que puede significar que afecte el proceso en el trabajo o en metas personales. Pero toma nota de esto y debes aceptarlo.

Luego, despues de un tiempo, cambia tu energía de nuevo a tu negocio o a tus metas personales. Debes tener en cuenta que tu vida familiar o con tus amigos puede sufrir un poco cuando haces este cambio.

Tienes que escapar de la idea que lo puedes tener todo y tener éxito en todo al mismo tiempo. Esto te permitirá que trabajes más fuerte en una parte de tu vida a la vez y luego cambiar esa fuerza cuando sientas que es necesario. El hecho de que empieces a faltar en una de tus prioridades no significa que hayas fallado. Significa que has aceptado el desequilibrio como un medio para conseguir el equilibrio.

Ahora escoge lo que más quieres resaltar en tu vida en este momento y trabaja fuerte por el. Cuando sientas que sea el momento podrás darle un descanso por un tiempo y regresar a el. O puede que hayas alcanzado la meta que deseabas y puedas dedicar esa energía en alguna otra cosa que desees.

-Pao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *