Categorías
WELLNESS

Los 7 desacuerdos más comunes en las relaciones y cómo solucionarlos

Sabes que amas a tu pareja y sabes que ellos te aman. También sabes la forma correcta de discutir (o al menos practicar de la manera correcta)

Tal vez tengan una pequeña discusión o tal vez se convierta en una discusión explosiva, pero de cualquier manera, no los está ayudando a apoyarse mutuamente, estar ahí el uno para el otro y sentirse lo más felices posible juntos. Sal de la rutina de tu relación y arregla esas discusiones de una vez por todas.

Aquí te muestro como solucionar los 7 problemas más comunes de una relación, para que nunca tengas que volver a discutir por ello.

Uno (o ambos) de ustedes se sienten incomprendidos

Si bien básicamente todos los desacuerdos en las relaciones tienen que ver con falta de comunicación, ciertos desacuerdos se convierten en resentimiento a largo plazo cuando usted o su pareja no se sienten escuchados.

La solución: Puede parecer una tontería, pero hacer una cita real entre ustedes para hablar sobre cualquier problema. Intentar expresar tus sentimientos heridos antes de acostarse despues de un día largo y ajetreado o mencionar problemas no relacionadas cuando tu pareja haga otra cosa que te moleste. Durante la cita guarden los celulares, siempre tomen turnos para hablar, y si no pueden comunicarse sin molestarse demasiado, intenten ir a un lugar público como un restaurante o un parque para conversar.

Dividir las tareas del hogar

Si viven juntos, es probable que haya habido al menos una discusión por que tu pareja “nunca” lava los platos o por que tu pareja sacó la basura por tercera vez consecutiva mientras a ti se te ha olvidado. Ya sea que ambos tengan trabajos fuera del hogar o que solo uno de ustedes lo tenga trabajo, es importante dividir las tareas del hogar para evitar resentimientos.

La solución: Anota todas las tareas del hogar, y luego divide de manera justa todas las tareas, teniendo en cuenta las preferencias de cada uno. Si a tu pareja le encanta cocinar, déjale preparar la cena 5 noches a la semana y acuerda que tu vas a lavar los platos aquellos días.  Puede ser creativo dividir las tareas del hogar, pero asegúrate que sea justo para ambos.

Problemas de dinero

El dinero no puede comprar el amor, pero podría arruinarlo… ya sea por desacuerdo sobre quien paga que, resentimiento por la dependencia, que metas financieras establecer o hábitos de gasto muy diferentes, el dinero no solo puede causar peleas en una relación, pero puede conducir a rupturas.

Solución: Se sincera sobre tu situación financiera y tus hábitos de gasto desde el principio. Ten una charla de dinero con tu pareja antes de cualquier paso importante, como irse a vivir juntos, casarse o tener un hijo. Reconoce que es probable que ambos tengan hábitos diferentes (uno puede gastar dinero y el otro ahorrar dinero) y que ambos estilos de vida tienen aspectos positivos y negativos. Piensa en el dinero como la vida que construyen juntos, no es tu dinero, esfuerzo y trabajo en contra de ellos.

Creciendo aparte

Todos hemos leído la declaración conjunta cliché despues de la ruptura de una celebridad que dice algunas tonterías como: “todavía nos amamos y nos cuidamos, pero simplemente nos hemos distanciado”. Si bien hay mucha verdad en las relaciones que no funcionan debido al distanciamiento, es algo que se puede arreglar con el esfuerzo y el cuidado adecuado. Como seres humanos, siempre estamos creciendo; en su relación, pueden crecer juntos o separarse.

Solución: Acepta el cambio. Una relación debe significar por definición un espacio seguro para evolucionar juntos. Anima a tu pareja a estar siempre evolucionando y a ser lo mejor de si mismo, sin establecer expectativas ni limitaciones. Comunica siempre cada sentimiento que tengas y disfruta viendo crecer a tu pareja, asegurándote de compartir el crecimiento con el también. Hágalo partícipe de cualquier éxito profesional que tengas, compartiendo juntos cada nueva fase.

Confianza

Si realmente confían o no el uno en el otro, puedes hacer o romper una relación. La confianza es algo más que me engañaran o no. Para tener una relación duradera, feliz y satisfactoria, no solo debes confiar en la lealtad de tu pareja, sino también en sus opiniones, en su carácter, y en que siempre se preocupan por tus mejores intereses.

Solución: Ya que realmente solo puedes controlar tus propias acciones, esto es lo que puedes hacer para aumentar la confianza en la relación: haz promesas que puedas cumplir, no mientas (incluso pequeñas mentiras piadosas para ahorrar sentimientos), llama cuando digas que lo harás, no digas cosas que no quieres decir, y mira las heridas del pasado que afectan la forma en que confías.

A menudo no confiamos en nuestra pareja sin otra razón que no sea nuestro propio parado o nuestras inseguridades. Si ese es el caso, no es que no confíes en tu pareja, es que no confías en la situación de estar en una relación feliz. Se abierta con tu pareja del porque te sientes así y que pueden hacer los dos para superar esos sentimientos.

Pero si realmente no confías en tu pareja, te ha mentido antes, no llama cuando dice que lo hará, ha hecho cosas a tus espaldas. Quizás sea momento de repensar si vale la pena tener una relación. No todos los desacuerdos pueden solucionarse.

-Pao

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.