Estas muy estresada en el trabajo? Esto es lo que debes hacer

Hay temporadas donde el trabajo puede ser bastante estresante y hacer que tengas días donde solo quieres salir corriendo.

He estado teniendo de estos días últimamente, y quiero poder controlarlo. Por eso he buscado consejos, y quiero compartirlos con ustedes.

  1. No solo digas que estas muy ocupada: En su lugar, piensa en tus tareas diarias y da algunas respuestas honestas a preguntas importantes: ¿son sus prioridades correctas? ¿Qué es lo que nunca parece ser tachado de tu lista (e incluso necesitas hacerlo)? ¿Qué se debe delegar a un miembro del equipo? Tomar una evaluación de cómo realmente estás gastando tu tiempo es un primer paso útil para descifrar qué acciones afectarán el cambio.
  1. Admite lo que no sabes: No hagas esto ¡Está bien admitir lo que no sabes! Quiero decir, hay una gran diferencia entre encogerse de hombros ante su gerente en una forma de “no es mi problema” y decir: “Nunca he hecho esto antes, ¡pero estoy emocionado de intentarlo! ¿Puede ayudarme a comenzar? Pedir más conocimiento es algo bueno, y saber dónde podría beneficiarse de los refuerzos te ahorra tiempo y energía a largo plazo.
  1. Conversar con un colega de confianza: Cuando te estás volviendo loco en el trabajo, a veces ayuda simplemente hablar con alguien de confianza y luego seguir adelante. De hecho, casi cada vez que me lo hago termino sintiéndome mejor y más claro después.

También es bueno para aterrizar en la realidad. Hablar sobre un problema, incluso si no estás buscando una solución, puede permitirte dejar de saltar de una tarea a otra. En todo caso, muestra tu agenda a alguien y di: “Estoy estresada y necesito pasar menos tiempo en las reuniones para cumplir ese plazo. ¿Hay algo que pueda pasar esta semana?

  1. Deja de decir sí a más: Más no es mejor, es solo más, y eso puede ser fácilmente la fuente de estrés en el trabajo. Si estás abrumado, no deberías agregar. Entonces, para cada compañero de trabajo bienintencionado que dice: “Oye, ¿tienes 5 minutos para …” date permiso para rechazar educadamente? Puedes decir: “Me encantaría ayudar, pero necesito concentrarme en XYZ. ¿Preguntó tal y tal? “Pregúntese si alguien más puede hacer el mismo trabajo, o si usted es la persona adecuada para ayudar en ese momento. O simplemente aprenda cómo decir que no: “Eso no va a coincidir con mis prioridades este mes, pero hablemos de cómo podemos hacer el trabajo”.
  1. Averigua qué es temporal y qué no: Ciertas veces son solo temporadas por la industria, y debido a que puedes anticipar la sobrecarga, puedes prepararte mentalmente, y como es así para todo tu equipo, se siente mucho más factible para sobrevivir. También sabes que es solo la industria, y no tu culpa, lo que te ayuda a mantener la cabeza fría. Si estas pasando por un momento así, siéntete tranquila que no estas sola, te puedes sentir aliviada al saber que no eres la única persona que se siente abrumada. Pero si preguntas, y ese no es el caso, puede ser el momento de tener una conversación con tu supervisor.
  1. Toma descansos: Cuando la gente te vea practicando el cuidado personal, reconocerán cómo se ve un buen equilibrio entre la vida laboral y personal. Cuando sea intencional y franco acerca de tus propios límites y la necesidad de descansos, será menos probable que se consuma y administrarás tu propia energía mucho mejor.

Yo estoy poniendo a prueba estos consejos y les diré que tal me va.  Igual espero les funcione a ustedes y me avisan que tal les va, y si me tienen consejos también les agradecería me los dieran.

XO

-Pao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *