¿Como hacer un to-do list productivo?

Me pasa a menudo que no sé cómo comenzar con mis deberes, por tantas que tengo en mente. Es por ello que utilizo bastante los to-do list para poder organizarme y saber que actividad es más prioritario que otro.

Al hacer los to-do list una costumbre, me he percatado que hay pequeños cambios que hacen la lista más productiva, es por ello que les quiero mencionar estos pequeños cambios para que puedan preparar sus to-do list productivos y hacerlos una costumbre.

  • Tiene que ser realista: me pasa bastantes veces que deseo hacer muchas cosas, y no pienso en el tiempo que me puede tomar cada una de ellas, además de las interrupciones que pueden haber. Por eso, tu to-do list debe ser realista y tener conciencia de cuánto tiempo te llevara cada cosa. Si no el estrés que vas a cargar por no poder cumplir las cosas va a ser peor.

 

  • Priorizar: Cuando tienes una larga lista de cosas por hacer, debes saber que deber es más importante que los otros deberes, y cual debe realizarse antes que los otros deberes. Puedes comenzar seleccionando las tres principales cosas que debes hacer aquel día y eso hará que te sientas más aliviada, ya que logras hacer tus deberes más importantes y los demás pueden esperar para ser realizados, y sabrás cuales puedes dejar para el día siguiente.

 

  • Una cosa a la vez: Me sucede que veo la asignación que me toca y quizás me da un poco de pereza realizarla. Sé que está mal, por eso trabajo para cambiarlo. Ahora que veo una asignación, la observo y pienso en la solución para realizarla, y no comenzarla y parar, se debe terminar de hacer la asignación. Esto ayuda para no dejar las cosas incompletas, y si de verdad son importantes, es mejor que las terminemos y poder seguir con las demás asignaciones.

Luego de este ejercicio que me encuentro realizando, el no dejar las asignaciones para luego o comenzarlas y no terminarlas, me está ayudando a acortar el tiempo en que realizo las cosas y poder enfocarme en ellas.

  • Realizar la lista la noche anterior: En la noche antes de terminar los deberes, notamos que no logramos hacer y que tenemos que hacer para el día siguiente con urgencia. Por eso, es mejor realizar la lista en la noche anterior.

Con esta práctica podemos despertar con la mente clara y organizada de cómo está organizado nuestro día y que no pase una que otra sorpresa de tiempo límite en los deberes.

 

Yo me encuentro haciendo estos cambios con mis listas de actividades diarias y me están ayudando. Asique espero a ti te funcionen también y que tengas días mucho más productivos.

xo

-Paola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *