4 errores que cometerás en el trabajo y como arreglarlos

Seamos realistas, hay muchas cosas que nos aterran respecto al trabajo. Pero quizás la mayor de ellas sea: Cometer un error.

Es normal que nos preocupemos por ello. Sin embargo, es algo que va a suceder. Nadie es perfecto, lo que significa que los errores son naturales. Los errores que cometemos en el trabajo pueden abarcar desde pequeños, hasta mayores.

Les voy a detallar los errores más comunes y te daré un par de consejos para ayudarte a recuperarse de ellos.

  1. Dejaste pasar una fecha límite: Puede que estabas muy abrumada para cumplir con la fecha límite de esa tarea. Pensaste con seguridad que no se debía hasta la próxima semana. Independientemente de la causa de su retraso, dejaste pasar el plazo y ahora está retrasado.

Como arreglarlo: Cuanto antes puedas actuar, mejor. En el momento que te percates de que dejaste pasar la fecha límite, informalo a tu supervisor y a los miembros relevantes del equipo para que puedan ajustar sus trabajos en consecuencia. Asegúrate de decir que lamentas haberlo dejado pasar. (Esto nos pasa a todos, pero eso no significa que debas saltarte una disculpa).

Junto a la disculpa presenta un plan para saber exactamente como poner las cosas nuevamente en camino. Ya sea que eso signifique trabajar hasta tarde o retrasar otro proyecto diferente. Esto les hará saber que no solo estas señalando tu error, si no que ya tienes una estrategia para corregirlo.

  1. Has entendido mal una tarea: Pensaste que tenías lo que se requería para la tarea o el proyecto, y seguiste trabajando en tu visión. Como resultado, estabas bastante lejos con tu compresión, y dedicaste horas a algo que no es lo que te habían pedido o lo que tu jefe estaba buscando.

Como arreglarlo: Aceptar que tenías una percepción equivocada y trabajaste en base a ella. Si es necesario, señala los lugares donde crees que ocurrió la confusión. Eso ayudará a que todos se comuniquen más claramente sobre las expectativas y los requisitos para avanzar. Puedes hacer unas preguntas aclaratorias para estar segura que tienes la comprensión correcta.

A partir de ahí puedes trabajar y enseñarle a tu jefe la nueva y mejorada tarea para él.

Para el futuro, es mejor hacer esas preguntas aclaratorias por adelantado. Te salvará de un destino similar con otros proyectos o tareas.

  1. ¿Le dijiste algo a la persona equivocada? ¿Estas listo para uno de los errores más vergonzosos de todos? Ya sea que tocaste “responder a todos” con una respuesta sarcástica que solo estaba destinada a una persona. O te escucharon en el baño hablando de alguien más. Puede que quedes estancada en como avanzar.

Como arreglarlo: La manera de abordar este error varía según el contenido de tu respuesta o comentarios, y que dan inapropiado o poco profesional fue para los que lo leyeron o escucharon.

La regla general es que debes acercarte a quien recibió el comentario para disculparte por tu error, reconocer el hecho de que es algo que no deberías haber dicho y explicar que harás un mejor trabajo estando consiente de que comunicas en la oficina.

De haber sido algo realmente ofensivo o inapropiado, es probable que debas tomar medidas adicionales, como conversar con tu supervisor y/o el departamento de recursos humanos.

  1. Sobre estimar tus capacidades: Puede que estas en una reunión y te ofreciste a entregar una tarea o proyecto. Sin embargo, cuando regresas a tu escritorio tienes duda de como vas a trabajar el proyecto.

Como arreglarlo: Tu deseo de crear más y demostrar tus habilidades es de admirar. Si tienes algo de tiempo a tu disposición para tratar de explorar algunos recursos y ponerte al día con lo que habías acordado, definitivamente puedes hacerlo.

Pero, si te das cuenta que no hay forma razonable de que no estés preparada para abordar la tarea, es hora de que tengas una conversación privada con tu jefa.

Puedes explicarle que siempre estás entusiasmada con la oportunidad de ayudar y probar algo nuevo, que es lo que te inspiró a aceptar la tarea. Sin embargo, desde entonces te has dado cuenta de que no tienes los conocimientos para hacer bien el trabajo.

A partir de esta conversación, detalla cuál te gustaría que fuera el siguiente paso. ¿Estarías dispuesta a asociarte con alguien que tenga un poco más de experiencia en aquel tipo de tareas? ¿Quieres saber si hay recursos a los que tu jefa pueda recomendarte? ¿Quieres sacar la tarea de tu plato por completo?

Deja esto claro a tu jefe o supervisor, para que ambos puedan acordar la mejor manera de comenzar desde ahí. Sólo prepárate para que no puedas lavarte las manos de esa tarea de inmediato. Recuerda que inicialmente estabas de acuerdo, por lo que debes estar dispuesto a ayudar a solucionarlo.

Los errores comunes de trabajo son todos diferentes, pero notarás como hay una manera común de abordarlos: siempre es mejor actuar de frente a los errores, en lugar de cruzar los dedos para que pase desapercibido.

-Pao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *